Alcalde Nebot destacó méritos de Mahatma Gandhi, durante el develamiento de su busto en Puerto Santa Ana

 

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, acompañado por el embajador de la India en Ecuador, Ravi Bangar, develizó al mediodía del martes 20 de marzo, el busto a Mahatma Gandhi, precursor de la descolonización de la India e ícono mundial del pacifismo, acto solemne que se cumplió en la Plaza del Paseo y la Contemplación, en Puerto Santa Ana.

La escultura de Gandhi, ubicada sobre un pedestal de 3 metros de altura aproximadamente, fue levantada frente al río Guayas, en Puerto Santa Ana, lugar de gran afluencia turística, donde se pondrán de relieve la vida y la lucha permanente del hombre que buscó la revolución de una manera pacifista, palabras con las que resumió el diplomático de la India la vida del ilustre personaje.

El alcalde Nebot consideró que la “sumisión es siempre mala e inconveniente, la paciencia es siempre buena hasta cierto límite, igual que la tolerancia, y la revolución es siempre necesaria mientras no sea sangrienta” y advirtió: “Cuidado con creer, porque no lo hubiésemos permitido, que este sea un monumento a la sumisión, a la tolerancia excesiva, a la paciencia infinita y a la revolución sangrienta, porque Gandhi no fue nada de eso: fue un gran luchador y gran revolucionario, de una incalculable tenacidad dentro de su teoría que es la lógica de la no violencia”.

Hizo hincapié además en los problemas personales que Gandhi tuvo que enfrentar desde su juventud, con las incomprensiones frente a su modo de actuar, su modo de ver las cosas y, más adelante, cuando fue un hombre más importante a nivel del mundo civilizado de entonces, al enfrentar al dominio inglés, al problema religioso en su defensa hacia los musulmanes y, a algo que dolorosamente no tuvo éxito, como es la división de su país con Pakistán.

“Pese a estas circunstancias de la vida, las lecciones de Gandhi, su ética, su práctica de la resistencia pacífica, que es lo que usó como arma letal para superar los problemas, lo ha colocado como un ejemplo permanente de lo que se debe hacer para enfrentar la adversidad y lograr resultados sin violencia, sin sangre, con inteligencia, con mística y con compromiso”, factores, dijo, que entrañan una lección de comportamiento adecuado, sin sumisión y sin claudicación.

Antes de finalizar la ceremonia, el Embajador de la India agradeció al pueblo guayaquileño y al Alcalde por la cooperación existente, hecho que calificó como histórico para su país. Cabe indicar que el busto de Gandhi fue donado por el Gobierno de la India.

 

Top